Venciendo la tristeza

Vivimos en un mundo que nos influencia de forma negativa y constante. Cada vez las presiones económicas, políticas de nuestros países, la fragilidad de las relaciones interpersonales, el temor a lo que nos depara el futuro, puede llegar a generar en nosotros un gran desánimo, hasta hacernos sentir apáticos y vacíos. Cuando experimentamos tristeza, no sabemos qué decisiones tomar y no encontramos la salida, inmersos en un círculo sin fin, que nunca se detiene. ¿Por qué nos sentimos así? y ¿Cómo podemos solucionarlo?
El desánimo, la apatía o la falta de ganas en ciertos momentos de la vida es completamente natural. Diserto de aquellos que piensan que sólo somos cuerpo y espíritu e invalidan las emociones, siendo estas parte del alma que Dios creó dentro de nosotros. Validar sentirnos tristes en algunos instantes de la vida, es completamente normal. Lo anormal es quedarnos estancados en el foso de la tristeza, sin esperanza y completamente perdidos.

No le des poder a estar triste. Es sólo un momento de tu vida, pero no lo alargues más allá de lo debido. El día que aprendí a validar mis emociones, fuí libre de la religiosidad en la que erróneamente caí hace muchísimos años. Es contraproducente entonces, eternizar la tristeza, porque con el tiempo puede desembocar en depresión. El corazón de Ana, estaba triste, se sentía decaída y había perdido el apetito porque anhelaba quedar embarazada. En medio de esa tristeza recibió críticas de una mujer que sí tenía hijos y del sacerdote del templo, quien la confundió con una borracha, mientras oraba pidiendo quedar embarazada. Pero pudo más la fe que el desánimo. Y ése es mí consejo para ti amado lector. Deja que tú fe, aplaste ésos estados de bajón anímico y no le des poder a la tristeza. Piensa en Jesucristo y mira el gran regalo que fue morir por amor a la humanidad y eso te incluye a ti. Pensar en el amor de Dios, mitiga mis momentos en donde más triste me he sentido.


Recuerda que Dios no ha terminado contigo. Suscríbete a éste blog y recibirás notificación cada vez que suba un nuevo artículo. Comparte con tus amigos y familiares el link de éste mensaje. Deja tu comentario al final del blog. Abrazo fraterno para todos.

Pr. José Ángel Castilla

Haz que este articulo le llegue a más personas

3 comentarios en “Venciendo la tristeza”

  1. El desespero del alma en medio de la angustia puede ser indescriptible pero, el amor, la paz y seguridad del Señor que experimentamos en su compañía es el arco que nos saca y envía a lo alto.

  2. Yesenis Machacon Herrera

    Señor gracias porque siempre envías ángeles en mi camino.
    Tu amor es infinito y todas tus promesas serán cumplidas en mi vida amen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top