Fuerza de Dios

El Señor escoge a un hombre cuyo nombre significa: FUERZA DE DIOS o FORTALECIDO POR DIOS. El nombre de ese hombre fue EZEQUIEL. Al momento de su llamado profético, lo manda poner de pie, el ESPÍRITU SANTO ENTRA EN EL Y LE AFIRMA LOS PIES. No se cuántos de los lectores de éste blog, necesitan nuevas fuerzas de parte de Dios, pero en ésta nueva semana, te invito a experimentar el viento fresco del Espíritu, que te levantará los brazos y fortalecerá tus pasos. Ezequiel era un sacerdote, que había sido enviado al exilio y en medio del destierro, su oficio le fue cambiado. Enviuda aun siendo un hombre jóven y luego Dios le ordena que no se vuelva a casar.


Para Dios usarnos, no necesitamos llevar vidas perfectas ni fingir que nada nos duele. Todo lo contrario, a los hombres de Dios, él en su soberanía, nos permite que pasemos por el fuego, para así ser probados y adiestrados para el llamado que tiene con nosotros. El SEÑOR USO LA EXPRESION HIJO DE HOMBRE, 93 veces para dirigirse al profeta Ezequiel. Siendo éste, un título que enfatiza que él era un hombre entre los hombres y algo así como un representante de la humanidad. “La frase hijo de hombre es un hebraísmo que enfatiza la insignificancia y humanidad de Ezequiel.


Ezequiel 1:28 NTV

28 Lo rodeaba un halo luminoso, como el arco iris que brilla entre las nubes en un día de lluvia. Así se me presentó la gloria del Señor. Cuando la vi, caí con rostro en tierra, y oí la voz de alguien que me hablaba.


Esa humanidad de Ezequiel es la misma fragilidad y debilidad de todos los seres humanos que reconocemos que sin Dios nada somos. El profeta, cayó sobre su rostro al ver la semejanza de la gloria de Jehová en ESA VISION que describe en el pasaje anterior, el profeta Ezequiel. Para este profeta, la palabra de Dios se convirtió en la forma en que el Espíritu Santo entró y obró en él. El Espíritu Santo todavía obra y entra en su pueblo a través de la Palabra de Dios. Somos simples vasos e instrumentos en manos del Señor. Deja que el utilice tu fragilidad t debilidad para Su Gloria. Recuerda que Dios no ha terminado contigo. Suscríbete a éste blog y recibirás notificación cada vez que suba un nuevo artículo. Deja tu comentario al final del blog. Abrazo fraterno para todos y feliz inicio de semana.

Pr. José Ángel Castilla

Haz que este articulo le llegue a más personas

1 comentario en “Fuerza de Dios”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top